Logosoft Zoho Premium Partner 2024

San Cipriano que suba el dólar

Dele carbón San Cipriano

Dele carbón San Cipriano, que suba el dólar, por favor… Quiero ser enfática en este pedido, porque dice el diario “El Tiempo” que la oración perfecta para eliminar deudas y recibir dinero debe estar dirigida a San Cipriano. ¿Será tan efectivo? Y bueno, probar no cuesta nada. Puede que pase algo, y en el peor de los casos, vamos a seguir como hasta ahora: horrible. Es que el precio del dólar tan bajo atenta contra oportunidades de la economía nacional, y por eso se queja gran parte del empresariado.

San Cipriano puede interceder

San Cipriano puede interceder, siempre que se establezca la comunicación adecuada, claro. Y para eso hay un protocolo de oración también. Dice el diario “El Tiempo” que cuando se tienen dificultades financieras, para poder salir adelante de la situación, la fe también puede hacer una gran diferencia. Y según parece, San Cipriano es uno de los santos a los que los feligreses acuden ante una necesidad de ese tipo. ¿Será que el empresariado costarricense no conoce esta “vía rápida” para solventar la depreciación del dólar? ¿O le estará errando en el protocolo de comunicación?

De la adversidad a la abundancia

De la adversidad a la abundancia hay un camino incierto que recorrer. Convengamos en que combinar una estrategia con varias técnicas es mejor que apostar a una sola táctica. Y no es por desconfiar de San Cipriano, que seguro tiene sus méritos. Solo que hay que tener en cuenta que hasta San Cipriano tiene un segundo brete: ayuda en asuntos de amor también, y parece que con la misma predisposición que en temas financieros. Así que mejor ensayar alternativas, y entre todas, alguna tendrá que salir.

La intervención es mala, a veces

La intervención es mala, a veces. Porque cuando el dólar se disparó por encima de los 600 colones, el Banco Central salió a intervenir, y lo bajaron de un plumazo. Y todos entendimos cuando quedó en unos 570 colones. Pero ahora resulta que la depreciación es tan alta que afecta la economía de gran parte de las empresas. Y el Banco Central dice que no interviene porque debe respetar la fluctuación del libre mercado. Entonces, ¿Cuando fluctúa para arriba no es libre mercado, y para abajo sí? San Cipriano, dame una señal, por favor, antes de que colapsen las economías de muchos emprendimientos.

Arreglamos o nos fundimos

Arreglamos o nos fundimos, y parece no haber otra salida. Porque hace un año, en Marzo de 2023, la divisa costaba 560 colones. O sea que si Ud. disponía de un capital de $10000 mensuales, entonces contaba con 5 millones, seiscientos mil colones al mes. Hoy, un año después, Ud. cuenta con menos de 5 millones, pero sus gastos operativos no bajaron de precio: los salarios aumentaron cerca del 2%, entre otros gastos de operación que también incrementaron en un año. O sea que Ud. cuenta con menos dinero, pero tendrá más gastos. Por esa razón, muchas empresas exportadoras, incluso las grandes, como CORBANA, ya empezaron a despedir personal.

El gobierno y San Cipriano

El gobierno y San Cipriano necesitan ponerse de acuerdo para que salvemos este bajón financiero nacional. No importa cuál es el plan A ó el B, el mejor camino es el que lleve a un valor razonable del dólar. Estamos en un escenario en que todos los segmentos económicos pierden ¿o acaso hay alguien que no necesite ningún producto o servicio importado?. No solo los respuestos de cualquier automóvil costarán cada vez más colones, sino que también Netflix, o cualquier plataforma de streaming obligarán a desembolsos mayores a los usuarios.

También la feria del agricultor

También la feria del agricultor está afectada por este asunto. Ud. podrá decir que la feria de su barrio no sufre ese impacto: ¡error! Los abonos, los agroquímicos, y, prepárese… ¡las semillas! Están vinculados al valor del dólar, así que también terminaremos pagando más colones por un kilo de zanahorias. Por eso, vea si va con las plegarias o con las quejas, pero es importante cambiar el rumbo para que todos respiremos, económicamente hablando. Debemos llegar a un punto de equilibrio del valor dólar que nos beneficie como economía nacional.

El plan C

El plan C podría ser San Pancracio, que es considerado uno de los santos más milagrosos de todos, y siempre estuvo relacionado a la abundancia, prosperidad, suerte y el éxito en el trabajo o negocios. Pero hay un problema, ya que el ritual para peticiones a este santo requiere una inversión inicial: se debe colocar cerca de la representación, dinero y un ramo de perejil, y algunas personas agregan monedas y un trozo de pan debajo de sus pies. O sea que habría que empezar desembolsando colones, en una inversión de riesgo, y es justo lo que necesitamos preservar…  Mejor seguir con los planes A y B. Ni modo.

Silvia Alvarez

Deja un comentario

Sobre mí

Soy Silvia Álvarez, amo escribir y estar al día con las noticias sobre emprendedurismo.

Tengo más de 30 años desarrollando negocios.

Artículos recientes