“La Sele” y la Familia Logosoft

La temida derrota

La temida derrota se transformó en un empate con sabor a victoria, así que celebramos a “La Sele” y la Familia Logosoft se une al festejo nacional: Brasil no pudo entrar al arco de nuestra Costa Rica. De pronto, el excepticismo de muchos quedó enterrado en los malos recuerdos y la euforia saludó con ganas a los legionarios: ¡Sí, se puede!

La evolución

La evolución que ha experimentado, la selección de fútbol de Costa Rica en los últimos 50 años ha sido notable. En la década de 1970, Costa Rica era una selección modesta en el ámbito internacional, con logros limitados en torneos regionales. Sin embargo, a partir de los años 90, el fútbol costarricense comenzó a destacar con su participación en la Copa Mundial de la FIFA 1990 en Italia, donde logró llegar a octavos de final. Posteriormente, “La Sele” consolidó su presencia en la escena internacional, clasificándose para los Mundiales de 2002, 2006, 2014 y 2018. El hito más significativo se produjo en la Copa del Mundo de 2014 en Brasil, donde Costa Rica alcanzó los cuartos de final, superando a selecciones de gran prestigio como Italia, Inglaterra y Grecia.

La profesionalización del fútbol local

La profesionalización del fútbol local permitió el desarrollo de una generación de jugadores talentosos, apoyados por una mayor inversión en infraestructura y en la formación de talentos. También se invirtió en conocimiento y capital humano. Porque la transformación mental física y estratégica requiere del concurso de muchas disciplinas. Este progreso ha permitido a Costa Rica establecerse como una de las selecciones más fuertes y respetadas de la región.

Nadie puede solo

Nadie puede solo con retos muy grandes. Los grandes triunfadores son la punta de lanza de un equipo que trabaja detrás de ellos para hacer lo posible por lograr la visión de aquellos genios. Porque como dice el dicho: si quieres llegar rápido, ve solo, pero si quieres llegar lejos, ve acompañado. Orden, disciplina, constancia, enfoque, conocimiento… ¿Qué más puede tener una receta que defina el camino al éxito? Claro que sí: ¡espíritu de equipo y buena compañía! Por eso en la Familia Logosoft creemos en la eficacia de ser buenos compañeros y co-equipers de nuestros clientes. En las empresas, como con “La Sele”, hay que invertir para lograrlo. ¡Sí se puede!

Silvia Alvarez

 

 

 

Deja un comentario

Sobre mí

Soy Silvia Álvarez, amo escribir y estar al día con las noticias sobre emprendedurismo.

Tengo más de 30 años desarrollando negocios.

Artículos recientes